Skip to Content

La problemática educativa de los niños y niñas en situación de calle

El grupo de “peques” sembrando vida

Por: Bertha Bocanegra

El problema educativo de los niños y niñas en situación de calle es muy complejo, la pobreza económica trae consecuencias severas en todos los ámbitos del desarrollo. Mucho hay que escribir en torno a este tema, pero en esta ocasión quisiera reflexionar sobre el papel tan importante que juegan los maestros y maestras de los niños y niñas en situación de calle.

Debe reconocerse que la tarea docente es difícil, pero si además ésta va dirigida a niños y niñas que viven en situaciones de gran vulnerabilidad, esta labor se vuelve altamente compleja, sin embargo hay quienes se comprometen con la infancia y se esfuerzan día con día para no perder el interés, la motivación, la creatividad y el gusto por la docencia. Afortunadamente en Ednica Xochimilco nos hemos encontrado con profesoras y profesores admirables que además nos apoyan permanentemente en el cumplimiento de nuestra misión institucional.

Lamentablemente no todos los docentes son comprometidos y hay quienes no sólo no contribuyen en los procesos de aprendizaje de los niños y niñas, sino que además se transforman en un impedimento para el desarrollo intelectual de estos pequeños. Sobretodo es totalmente reprobable la conducta de maestras y maestros que atienden los primeros grados escolares, quienes no son capaces de comprender que la mayoría de los niños y niñas mexicanos son pobres; que en muchas ocasiones estos niños y niñas pobres desde pequeños se incorporan a actividades laborales; que aun cuando se ha decretado obligatoria la educación preescolar, hay muchas familias que no envían a sus hijos e hijas a este nivel porque no tienen para cubrir los costos de uniformes, materiales, pasajes, cuotas escolares, etc. y que todo esto trae como consecuencia que los avances que se esperan obtener en el aprendizaje sean lentos y que se esté en mayor riesgo de reprobar y desertar.

Si uno lo intenta no es tan difícil ser empáticos con los niños y niñas en situación de calle, sobretodo con las y los más pequeños, que con frecuencia te regalan una sonrisa en el momento que se sienten escuchados y respetados. Seguro que la Profesora Esperanza López Medina de la Escuela Primaria Vicente V. Ybarra de Xochimilco se ha dejado "ganar" por las miles de sonrisas que ha visto en sus alumnos y alumnas y cumple con su labor con compromiso y dedicación. Maestras como ellas se necesitan tanto, ojala que en nuestra misión institucional nos encontremos con muchas "Esperanzas".