Autoconocimiento con jóvenes vinculados a la vida en calle

Por Román Díaz Salgado.

En octubre dimos seguimiento a las sesiones grupales de atención  a la salud emocional con jóvenes vinculados a la vida en calle (JVCs) que participan en el Centro Comunitario  Morelos.

Con la finalidad de incidir en la construcción de un proyecto de vida, se promovieron capacidades de autorregulación emocional, autoconocimiento y visión de futuro esperanzador.

Así, se revisó el tema de autoregulación emocional con la técnica del semáforo de emociones. A la vez se favoreció autoconocimiento emocional y visión de futuro esperanzador por medio de la técnica de “La línea de vida” y expresión con dibujo. Por medio de éstas dinámicas, las y los participantes representaron su trayectoria de vida y compartieron sus intereses. A través de éstas técnicas, JVCs reflexionaron sobre los sucesos trascendentales que les han acontecido, así como también con respecto a las dificultades, obstáculos, fortalezas, oportunidades, aprendizajes, intereses y anhelos que han desarrollado en el transcurso de su vida.

La importancia de promover autoconocimiento en la población de JVCs radica en que a partir de esta capacidad, se espera que las y los participantes cuenten con nociones, habilidades y actitudes  para fortalecer los aspectos positivos de su identidad y con ello también logren mejorar su autoestima. Por lo que a partir de la claridad que desarrollen al reconocer y aceptar sus cualidades, fortalezas, debilidades, amenazas, áreas de oportunidad, logros, fracasos, aprendizajes, anhelos y sueños, es posible que cuenten con certezas y seguridad emocional necesaria que les permitan empoderarse para construir una visión de futuro esperanzador y realista.

Es importante señalar que el fortalecimiento de la capacidad de autoconocimiento es un proceso continuo, por lo que para llegar a los resultados deseados en este tema, es necesario darle seguimiento de manera permanente.