Balance 2017 en la atención psicológica

Por Román Díaz salgado.

Con el objetivo de dar a conocer balance anual sobre la atención psicológica que proporcionamos a lo largo del 2017, expondremos los resultados cuantitativos y cualitativos alcanzados.

Con respecto a los logros cuantitativos, se logró dar atención psicológica a 53 participantes, de los cuales el 25% fueron Adolescentes y jóvenes vinculados a la vida en calle (AJVC). Mientras que 50% correspondieron al perfil de niñas, niños y adolescentes trabajadores y en riesgo; en tanto que otro 25% de los pacientes fueron adultos responsables de familia. Cabe señalar que el 42% de las personas atendidas fueron pacientes mujeres, mientras que el 58% fueron hombres.

A la vez, al cierre del 2017, 19% de las personas atendidas recibió atención psicológica grupal, otro 62% de los pacientes recibieron tratamiento psicológico individual, a la vez que 19% más recibió atención en la modalidad de Terapia Breve Centrada en Soluciones (TBCS).  Con respecto a las problemáticas psicológicas identificadas en las y los pacientes atendidos,  el 47% cuentan con diagnóstico por un solo padecimiento, mientras que 23% son diagnosticados con dos problemáticas y el 30% presentan comorbilidad con tres o más padecimientos. Aunado a lo anterior, cabe aclarar que en cuanto a la atención de los pacientes por diagnóstico principal, 38% recibió tratamiento a Estrés postraumático simple (TEPT), 13% fue atendido por presentar Estrés postraumático complejo (TEPC), 6% ansiedad, 2% depresión, 23% Conducta problemática (Negativismo Desafiante, Conducta disocial),  2% adicciones, 7 % recibieron tratamiento por presentar específicamente déficit en sus habilidades interpersonales y 9% más de los pacientes acudieron a tratamiento para desarrollar entrenamiento a padres para mejorar la interacción con sus hijos e hijas.   También es importante decir que se implementaron un total de 808 sesiones de atención psicológica.

Con respecto a los logros cualitativos, seis pacientes concluyeron su tratamiento, presentando mejorías en cuanto a su bienestar emocional. Así también, cada paciente atendido en la modalidad individual, cuenta con un plan de tratamiento personalizado  con metas y objetivos específicos. Por lo que en este sentido, cada paciente desarrolla habilidades y estrategias terapéuticas con las cuales se promueve la reducción de   síntomas relacionados con su o sus padecimientos identificados e incrementan sus recursos de afrontamiento adaptativo; por lo que de esta manera mejoran su bienestar emocional de manera gradual.