De regreso en familia

Por: Norma Jael Medina Granados

Desde ednica estamos comprometidos con la seguridad física y emocional de nuestros niños, niñas y adolescentes. Por eso, a raíz de la pandemia por el COVID-19, se han tomado distintas medidas en pro de la salud de todos quienes formamos parte de ednica. La principal fue el cierre de nuestros centros comunitarios.

Pero en el mes de agosto, en el Centro Comunitario Xochimilco retomamos las actividades presenciales. Para lograrlo, el equipo de operativo de Xochimilco nos dimos a la tarea de preparar todo. A partir de protocolos sanitarios, que nos indican, tanto al personal como a las familias, nuestro actuar dentro de las instalaciones.

El día llegó, las familias fueron organizadas y citadas en distintos horarios, estás siguieron los protocolos para ingresar a las instalaciones. Y fue como en Xochimilco se escuchó nuevamente a los niños, niñas, mamás y claro a las educadoras quienes con todo el compromiso se adaptaron a las nuevas reglas de convivencia y trabajo.

Aunque es extraño encontrarnos en estas condiciones. separados por la distancia social y con cubrebocas y caretas, estos elementos no impiden que las familias, regresen y se apropien de su espacio, ya que algunas madres expresaron que “ya quería regresar” o “extrañaba venir a ednica”.

Por otro lado, este encuentro permitió que las familias compartieran sus ideas, miedos e inseguridades ante la pandemia. Si bien, adolescentes y mamás esperaban convivir con más familias, comprendieron que, dadas las circunstancias sanitarias, ese deseo no es posible.

Con estas acciones, estamos logrando un espacio de convivencia y comunicación entre madres, hijos e hijas donde las madres son quienes expresan sus ideas con mayor seguridad, dando oportunidad de que sus hijos e hijas conozcan su sentir en torno a la convivencia familiar en tiempos de pandemia.