Diagnóstico de habilidades parentales 2020

Por Román Díaz Salgado.

Una de las acciones del proyecto “Promoción de la cultura de la paz y la legalidad con NNA en situación de calle” consistió en implementar sesiones psicoeducativas con madres de familia para el desarrollo del bienestar emocional para sus hijas e hijos a partir de la promoción de una cultura de la paz y la legalidad en sus hogares.

También, contempló monitorear el nivel de desarrollo de las habilidades parentales en mamás y adultos responsables de familia a partir de un instrumento de evaluación. Las habilidades parentales que se evaluaron fueron comunicación y escucha activa entre padres e hijos, regulación emocional por parte de los padres, disciplina positiva centrada en límites y consecuencias, autoestima y seguridad en el hogar, resolución adecuada de conflictos en el hogar, trato equitativo hacia hijas e hijos, y finalmente estrategias de protección con autocuidado en la crianza.

El diagnóstico registró el nivel de habilidades parentales que las madres y adultos responsables de familia presentaron en el 2020. Además de que con dicho estudio se desarrolló un análisis comparativo de los resultados correspondientes a la población evaluada entre 2019 y 2020, esto último con la finalidad de determinar las variaciones en el nivel de las habilidades parentales que alcanzaron las personas evaluadas en el lapso de tiempo referido.

Como resultados obtenidos del diagnóstico se identificó que para el 2020, la habilidad parental en la que mejor puntuaron mamás y cuidadores responsables de familia, fue la de comunicación y escucha activa entre padres e hijos, después las de trato equitativo hacia hijas e hijos, autoestima y seguridad en el hogar, disciplina positiva centrada en límites y consecuencias, así como en estrategias de protección y autocuidado en la crianza. Mientras que las habilidades en las que salieron con las puntuaciones más bajas fueron regulación emocional por parte de los padres, y resolución adecuada de conflictos en el hogar. Cabe señalar que el nivel de habilidades parentales registrado en promedio para 2020 fue el de mediana habilidad para cada una de las habilidades mencionadas.

Mientras que en el análisis comparativo del nivel de habilidades parentales registrado entre 2019 y 2020, se observaron variaciones significativas en el incremento del nivel promedio de las mismas para la población total evaluada entre ambos periodos.

En el caso de las habilidades parentales de regulación emocional por parte de los padres, resolución adecuada de conflictos en el hogar, y trato equitativo hacia hijas e hijos, se pasó de un nivel promedio de deficiente habilidad para 2019 a un nivel promedio de mediana habilidad en 2020.

De igual forma, de 2019 a 2020 se registraron incrementos en las puntuaciones promedio en las habilidades parentales de comunicación y escucha activa entre padres e hijos, disciplina positiva centrada en límites y consecuencias, autoestima y seguridad en hogar, así como en estrategias de protección y autocuidado en la crianza. Cabe señalar que estos incrementos en las puntuaciones promedio para dichas habilidades, las y los evaluados, mantuvieron el nivel de mediana habilidad, de un periodo a otro respectivamente.

Por consiguiente, los incrementos identificados en el nivel de habilidades parentales que se monitorearon en el 2020 se pueden atribuir a los procesos educativos y terapéuticos que ednica IAP desarrolla. Por lo tanto, dichos resultados dan cuenta de la efectividad de las acciones encaminadas a favorecer la salud emocional por medio de proyectos como el de “Cultura de la paz y la legalidad para la prevención del delito en NNA en situación de calle”.  Finalmente, es preciso enfatizar que dicho proyecto fue apoyado por la Fundación Quiera de la Asociación de Bancos de México (ABM).