Entrenamiento en resolución de problemas

Por Román Díaz Salgado.

Durante el mes de noviembre, se dio atención psicológica en las modalidades de tratamiento individual y grupal, esta última modalidad se brindó específicamente a adolescentes y jóvenes vinculados a la vida en calle que participan en el centro comunitario Morelos.

Una de las estrategias terapéuticas que se ha venido implementando dentro de los procesos de atención psicológica, tanto en la modalidad individual como grupal, ha consistido en promover habilidades para la resolución de problemas en pacientes que requieren de mejorar su capacidad para afrontar, de manera adaptativa, situaciones detonadoras de estrés.

Así, a través del fortalecimiento de las habilidades en resolución de problemas, los pacientes desarrollan la capacidad de orientar  esquemas de pensamiento, emoción  y conducta en torno a los problemas que les afectan de manera intra o interpersonal; a la vez que incrementan su  sentido de auto eficacia en el afrontamiento de los mismos.

Cabe señalar que dentro del entrenamiento en habilidades para la resolución de problemas, las y los pacientes, desarrollan capacidades tales como identificar situación de conflicto, reconocer pensamientos  y emociones ante el problema, definir propiamente el problema, establecer metas realistas ante el conflicto, generar múltiples alternativas de solución, evaluar las opciones a emprender, tomar decisiones,  poner en práctica de manera comprometida y responsable las opciones elegidas, además de evaluar el resultado de las acciones; así como también desarrollan la capacidad de reiniciar este procedimiento hasta verificar, de manera objetiva, que se llegó a alguna solución del problema detonador de estrés.

Para que los pacientes desarrollen este modelo sistemático, racional y adaptativo se implementan técnicas terapéuticas tales como psicoeducación, explicaciones didácticas sobre restructuración cognitiva,  modelamiento de  habilidades, juego de roles, análisis de situaciones problemáticas hipotéticas y reales, lluvia de ideas, análisis del costo – beneficio de las conductas, análisis de ventajas y desventajas, así como asignación de tareas conductuales, entre otras más.

La estrategia terapéutica de entrenamiento en habilidades para la resolución de problemas tiene una amplia aplicación dentro de la práctica clínica con enfoque cognitivo conductual, particularmente en el tratamiento de problemas y trastornos de salud emocional en los cuales el paciente presenta dentro de su sintomatología patrones de comportamiento des adaptativo  en el afrontamiento de situaciones intra o interpersonales; donde dichos patrones de conducta son  predominantemente impulsivos, evitativos y sobre todo ineficaces. De esta manera, el  entrenamiento en habilidades para la resolución de problemas es potencialmente aplicable en el tratamiento de estrés postraumático, problemas de ira, ansiedad, depresión, trastorno por consumo de sustancias, trastornos de la personalidad, problemas de conducta disocial y negativismo  desafiante, entre otros más.