Familia en conexión

Pilar Concepción Baltazar Cruz

A inicios del presente año, los contagios por la COVID-19 incrementaron, esto provocó que nuestros centros comunitarios cerraran sus puertas por segunda vez. A pesar de eso, los colaboradores y colaboradoras de ednica hemos mantenido el trabajo educativo con la población, ya sea con protocolos de higiene o a distancia, para que, a través de nuestra labor, la atención le llegue a quienes lo necesitan.

En ednica Xochimilco implementamos un sistema de sesiones virtuales, éstas se realizaron a través de la aplicación de WhatsApp, cada familia contó con un horario específico, para que de ese modo el espacio fuese solo para ellos y ellas.

Estas sesiones virtuales que duraron entre 45 minutos a 1 hora, han brindado un espacio para vernos mutuamente, charlar un poco sobre la situación de cada familia, comentar inquietudes sobre la COVID-19, la nueva normalidad y sobre todo para hablar sobre nuestras emociones durante este confinamiento.

De estas sesiones, muchas familias han comentado que se sintieron felices de ver a las educadoras, de tener un momento que rompa con su rutina, de contar con un espacio para hablar de las emociones y de disfrutar de la convivencia familiar. Sin embargo, y claro está, todas comentan que no se compara con tener sesiones en el centro educativo, viéndonos en persona.

Las sesiones educativas, así como la atención que le brindamos a cada una de las familias, es indispensable para que éstas puedan tener un espacio de contención, al mismo tiempo que aprenden cosas para mejorar su desarrollo. Por ello, a pesar de cualquier adversidad, siempre buscamos y buscaremos medios creativos para mantener espacios de interacción, comunicación y aprendizaje.