Monitoreo de habilidades socioemocionales con adolescentes y jóvenes vinculados a la vida en calle

Por Román Díaz Salgado.

Mayo 2021.

La presente nota tiene por finalidad compartir parte de los resultados generados en el diagnóstico de habilidades socioemocionales realizado durante el 2020 con adolescentes y jóvenes vinculados a la vida en calle (AJVCs) que participan en las actividades de los centros comunitarios Ajusco y Morelos de ednica.

Cabe señalar que los objetivos de dicho diagnóstico consistieron en conocer el nivel de habilidades socioemocionales que presenta dicha población para el periodo señalado; así como, determinar variaciones en el nivel de habilidades socioemocionales con respecto a mediciones registradas en periodos anteriores (2018 a 2020).

De esta manera, las habilidades socioemocionales que se monitorearon en dicho diagnóstico fueron auto conocimiento, manejo de emociones y sentimientos, toma de decisiones, empatía, comunicación asertiva, resolución de conflictos y duelo.

Como resultados relevantes del diagnóstico, se identificó que, de una muestra de 36 AJVCs considerados para este estudio, en el rubro de autoconocimiento, el 42% de evaluados cuenta con mediana habilidad, 33% registró buena habilidad y 14% muy buena habilidad. Mientras que, en la habilidad de manejo de emociones y sentimientos, 53% reportó buena habilidad, 31% mediana habilidad y 6% muy buena habilidad. Con respecto a la habilidad de toma de decisiones, 44% registró mediana habilidad, 22% buena habilidad y 6% muy buena habilidad. En relación a la habilidad de empatía 42% mostró mediana habilidad, 25% buena habilidad y otro 25 % muy buena habilidad. En cuanto a la habilidad de comunicación asertiva, en el 42% se observó mediana habilidad, 31% manifestó buena habilidad y 17% muy buena habilidad.  Respecto a resolución de conflictos, 47% presentó mediana habilidad, 31% buena habilidad y 8% muy buena habilidad. Finalmente, para la habilidad de elaborar duelos, el 39% presentó mediana habilidad, 47% buena habilidad y 6% buena habilidad.

Respecto a las habilidades socioemocionales monitoreadas y el nivel de habilidad observado, se pudo determinar que, en términos de puntuaciones promedio, la población de AJVCs evaluada en 2020 cuenta con medianas habilidades en autoconocimiento, manejo de emociones y sentimientos, toma de decisiones, comunicación asertiva, resolución de conflictos, y elaboración de duelo. Mientras que con respecto a la habilidad de empatía, en promedio, la población registró buena habilidad.

Por otra parte, con respecto a las variaciones observadas en el nivel de habilidades socioemocionales en la población de AJVCs, de 2018 a 2020; se identificó que en cuanto autoconocimiento hubo un incremento de 26% de evaluados con buena habilidad y otro incremento de 14% con muy buena habilidad. En la habilidad de manejo de emociones y sentimientos, se aprecia un incremento de 53% de evaluados con buena habilidad. Mientras que, para la habilidad de toma de decisiones, se registró un incremento de 30% con mediana habilidad y otro incremento de 22% con buena habilidad. En tanto que, en la habilidad de empatía, se observa un incremento de 25% de evaluados con muy buena habilidad. En comunicación asertiva, se registró un incremento del 15% con muy buena habilidad. Sobre la habilidad de resolución de conflictos se alcanzó un incremento de 28% de evaluados con buena habilidad. Finalmente, con la habilidad de elaboración de duelo se observa un incremento de 47% de evaluados con buena habilidad.

Para cerrar la nota, se puede concluir que una de las habilidades en las que mejor calificaron las y los AJVCs evaluados durante el 2020, fue la habilidad de empatía, alcanzando una puntuación promedio que la sitúa en el nivel de buena habilidad. Mientras que, para las demás habilidades evaluadas, se pudo determinar que éstas registraron puntuaciones promedio que las sitúan en el nivel de mediana habilidad. Por otra parte, con respecto a las variaciones en el nivel de habilidades registradas de 2018 a 2020 se pudo identificar incrementos positivos en el porcentaje de evaluados que muestran un avance en el nivel de habilidades socioemocionales que se monitorean.