No más violencia hacia las mujeres

Centro Comunitario Morelos

Desde ednica se han realizado diferentes acciones educativas enfocadas a la prevención de la violencia de género, estamos convencidos de que las mujeres tienen derecho a vivir sin ser violentadas de ninguna forma, por ello, trabajamos para alcanzar el reconocimiento a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres a través de la ejecución de acciones positivas para favorecerla.

A principios de marzo, en los tres centros comunitarios se realizó un taller sobre el origen de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la mujer, con el objetivo de reforzar la información, reflexionar sobre la violencia de género, el incremento de la violencia en los últimos meses en la Ciudad de México, identificar qué factores individuales, familiares y sociales favorecen la violencia de género, desarrollar estrategias de prevención y cuidado, finalmente, identificar la importancia de organizarse de una forma pacífica para exigir el cumplimiento de derechos y alzar la voz como protesta por el incremento de violencia hacia las mujeres en la ciudad.

Desde el centro Morelos se realizaron diferentes actividades para investigar sobre cada uno de los temas anteriormente citados y se hicieron algunas reflexiones importantes; se escribió un pronunciamiento haciendo algunas peticiones para disminuir la violencia; desde cada grupo se realizaron carteles, se escribieron consignas y se organizó una pequeña marcha para protestar por el incremento de la violencia.

Y así juntas niñas, niños, adolescentes, jóvenes y madres nos reunieron para marchar, la mayoría vestidos de blanco, con paliacates azules y cantando consignas como “El gobierno nos decía, que las cosas cambiarían, mentira, mentira, se siguen matando a mujeres”.

Todas y todos con mucho entusiasmo y ganas de ser escuchados marchamos; ya en el metro Candelaria se hizo un pequeño plantón y se leyó el pronunciamiento, además se entregaron algunos folletos que ellos y ellas hicieron, dando información sobre la prevención de la violencia.

Para las niñas, niños, adolescentes, jóvenes y madres sin duda fue una experiencia importante que les mostró que de forma organizada se puede alzar la voz para opinar sobre temas que afectan a todas las personas en general, pero particularmente, en esta ocasión, a las mujeres y que cada quien debe de hacer acciones de acuerdo a sus posibilidades; lo importante es no quedarse callada sin hacer nada.