Nosotros y nosotras tenemos derecho al arte y la cultura

Bruno Díaz de León Ramírez. 

En el Centro Comunitario Xochimilco tuvimos la gran oportunidad de ofrecer un extraordinario taller de producción cinematográfica. A partir del mes de Marzo comenzó el taller con el grupo de adolescentes del turno vespertino, a cargo de  Víctor Alejandro Pérez Sánchez, estudiante de comunicación y prestador de servicio social del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México.

Para empezar los y las adolescentes se acercaron a la composición teórica, el cómo, cuándo y con qué se hace cine; durante las primeras sesiones aprendieron cuestiones técnicas de sonido, imagen, arte y producción. Reconocieron algunos dispositivos como cámaras de video semi profesionales, equipo de sonido como la caña, por mencionar algunos.

Posteriormente los chicos y chicas comenzaron con el proceso creativo de construcción de un guión, con su respectivo story-board, durante éstas sesiones eligieron como tema el fútbol y la inclusión social, fue cuestión de 4 sesiones para que terminaran de escribir el guión, seleccionaran a los personajes y definieran los espacios para la filmación.

La última parte del taller consistió en la planeación y realización de un casting donde audicionaron los y las adolescentes del turno matutino, algunos fueron seleccionados por sus habilidades y actitudes que demostraron. Los y las adolescentes que van a actuar tuvieron dos sesiones de “couching actoral” con la actriz profesional Ilse Aguilar y el actor Misael Maldonado. El sábado 23 de junio se filmará el producto final, el cual les estaremos mostrando más adelante.

Estamos convencidos que este tipo de talleres son muy importantes porque permiten que los niños, niñas y adolescentes accedan a un derecho igual de importante; el derecho al arte y la cultura, la herramienta del cine suele ser utilizada como una técnica de empoderamiento con grupos y personas que se encuentran en situaciones de riesgo y vulnerabilidad, es por eso tan importante no sólo el producto final de éste proyecto si no todo el proceso y las experiencias ganadas durante el taller.

¡¡Nuestros niños, niñas y adolescentes acceden a los derechos artísticos y culturales!!