Nuevo año, nuevos retos para una vida digna

Comienza un nuevo año y con éste, nuevos retos, tanto personales como de acompañamiento; para cumplir con los retos en el Centro Comunitario Morelos (CCM), se han trabajado sesiones con las y los jóvenes vinculados a la vida en calle (JVC), que lleven a crear hábitos y reflexionar sobre los efectos negativos que conlleva habitar el espacio público.

Los JVC del CCM crearon un nuevo reglamento que contiene no sólo las reglas que se deben llevar a cabo dentro del centro comunitario, sino también acuerdos sobre qué pasará si no se cumplen. Considero que esta colaboración los lleva a cumplir el reglamento de manera más consciente, al ser parte de las decisiones que se toman colectivamente.

Por otra parte uno de nuestros jóvenes ha estado ahorrando para poder independizarse y durante este mes ha logrado juntar el dinero que le alcanzará para pagar una renta; otro de los jóvenes salió de un centro de rehabilitación al que se internó por su propia cuenta, ahora se encuentra repuesto y con las ganas de dejar de vivir en calle y conseguir un trabajo más formal.

Otro logro ha sido que una mujer de nuestra población atendida, recientemente firmó un contrato para comenzar a trabajar en el mes de febrero en un proyecto emprendedor. Para ejecutar su trabajo le otorgaron una bicicleta como medio de transporte y herramienta de trabajo.

En algunas ocasiones las cosas se ponen difíciles, desde los intentos fallidos en las canalizaciones con la población, hasta tener que despedir a uno de nuestros chicos, sin embargo estas situaciones nos permiten continuar el trabajo con mayor empeño, pues a pesar de estos momentos, vienen un cúmulo de noticias a favor de la vida digna de cada uno de nuestros JVC y de nuevas oportunidades que les permitan confirmar que hay alternativas de vida que se alejan por completo de la vida en calle.

07/02/2020