Prevención de violencia y de conductas delictivas en niñas, niños y adolescentes

Por Román Díaz Salgado.

Durante el segundo cuatrimestre del año en curso, con la finalidad de fortalecer la salud emocional en NNA que participan con ednica IAP, dimos seguimiento a las acciones comprendidas dentro del proyecto Promoción de la cultura de la paz y la legalidad con niñas, niños y adolescentes (NNA) en situación de calle.  De esta manera, la intención de la siguiente nota es compartir los resultados de dicho proyecto para el periodo señalado.

Como resultados cuantitativos, con respecto al objetivo enfocado a contribuir en el bienestar emocional de NNA en contextos violentos, por medio del desarrollo de una cultura de la paz y la legalidad,  se tiene que 96 NNA dieron seguimiento al desarrollo de habilidades socioemocionales a través de sesiones psicoeducativas. También, 42 madres de familia accedieron a sesiones para el fortalecimiento del bienestar emocional de sus hijos e hijas, a partir de promover una cultura de la paz y la legalidad desde sus hogares. Respecto al objetivo del proyecto orientado a fortalecer el desarrollo socio y psicoemocional de niños, niñas y adolescentes a través de procesos terapéuticos; se logró dar continuidad a la atención psicológica de 34 pacientes, para ello se realizaron 185 consultas, la mayoría de ellas en la modalidad de atención telefónica, por la situación de distanciamiento social por la pandemia de COVID-19.

En cuanto a aspectos cualitativos en el desarrollo del proyecto, se tiene que, NNA adquirieron nociones y desarrollaron habilidades orientadas a fortalecer su capacidad para interactuar con apego a las normas de convivencia social que operan en diferentes espacios donde se desenvuelven; para esto, realizaron ejercicios que les ayudan a identificar las reglas de convivencia social. También, realizaron ejercicios en los que reconocieron  ventajas y beneficios de  conducirse con una actitud de compromiso por la legalidad, y en oposición a las conductas violentas y delictivas. Aunado a lo anterior, con estos ejercicios, NNA ponen en práctica sus habilidades para analizar una situación problemática, anticiparse a las consecuencias, clarificar su postura y tomar decisiones sustentadas en la cultura de la legalidad.  Algunas de  las técnicas que se emplearon para el abordaje de dichos temas fueron construcción de conceptos, lluvia de ideas, análisis de dilemas relacionados con el tema de la legalidad. Por otro lado, a partir del la sana distancia por la emergencia sanitaria, se logró generar alternativas de atención por medio de la conformación de grupos virtuales, a través de los cuales se mantuvo la relación educativo terapéutica y se monitoreó el estado emocional de NNA; además de que se promovieron habilidades afectivas tales como autoestima, identificación y expresión de emociones, así como la capacidad para generar una rutina durante el confinamiento.

Con el grupo de madres de familia se mantuvo la relación educativo terapéutica, además de que se reforzaron habilidades de autoregulación emocional (identificar, nombrar y manejar las emociones), habilidades de crianza positiva y desarrollo de ambientes seguros en el hogar, en el contexto de confinamiento por la emergencia sanitaria. Para esto se recurrió a estrategias como la creación de grupos virtuales, monitoreo regular del estado emocional, revisión de videos temáticos y lectura de cuentos de madres de familia con sus hijos e hijas, por medio de los cuales se reflexionó sobre el papel de las emociones en la cuarentena.

Mientras que con las y los pacientes en tratamiento psicológico, en términos generales, se logró dar continuidad a la atención de su salud emocional a partir de llamada telefónica ante el contexto de distanciamiento social. Así, se consiguió mantener la relación terapéutica, y se promovieron habilidades para el manejo de emociones, estrategias para la convivencia armónica en el hogar, así como promoción de capacidades para adecuarse ante la nueva normalidad. Ya en la dimensión más específica de los casos, se avanzó en la identificación y abordaje de situaciones problemáticas particulares que les estuvieron afectando y con ello se brindó acompañamiento en la formulación de soluciones y alternativas a los mismos, a partir de sus fortalezas.

Estos resultados, son parte de los esfuerzos realizados, respondiendo de manera creativa ante los las medidas sanitarias por la pandemia de COVID-19. Cabe reiterar el agradecimiento a Fundación Quiera de la Asociación de Bancos de México (ABM) por apoyar en la operación del proyecto a favor de la salud emocional de NNA en situación de calle.