Promoción del derecho a la salud emocional

Por Román Díaz Salgado.

El propósito de la siguiente nota es dar a conocer parte de los resultados obtenidos, correspondientes al primer semestre del 2021, en las acciones orientadas a promover el derecho a la salud emocional en ednica IAP, como parte del proyecto de fortalecimiento institucional, el cual es patrocinado por Fundación Quiera de la Asociación de Bancos de México AC. 

De esta manera, en relación a la actividad programada en dicho proyecto, referente a que “la población objetivo que lo requiera, cuenta con atención a su salud emocional”, como logros cuantitativos se tiene que: 106 niñas, niños y adolescentes de los tres centros comunitarios de ednica IAP, participaron en 11 sesiones educativas terapéuticas correspondientes a tres módulos para el fortalecimiento de habilidades socioemocionales.   Aunado a lo anterior, 53 madres de familia participaron en 8 sesiones correspondientes a 4 módulos para el desarrollo de habilidades emocionales y de crianza positiva para la construcción de ambientes familiares preventivos y libres de violencia. Además, 31 pacientes accedieron al servicio de atención psicológica a través de 224 consultas.

De igual forma, como logros cualitativos, niñas, niños y adolescentes  fortalecieron habilidades socioemocionales tales como: afrontamiento positivo para superar duelos, pensamiento alternativo para generar estrategias de adaptación a la rutina por la nueva normalidad ante la pandemia de COVID-19. También reforzaron habilidades relacionadas con manejo adecuado de emociones como tristeza, enojo, frustración, miedo e incertidumbre.  Por otra parte, madres y padres de familia, de entre las nociones y habilidades que desarrollaron, se encuentran: capacidad para la identificación de efectos orgánicos por el uso de sustancias adictivas, manejo de presión social en sus hijas e hijos,  factores de riesgo y consumo de sustancias psicoactivas como estrategia de afrontamiento negativo de problemas socioemocionales, y capacidad para identificar la  proximidad del riesgo por disponibilidad de sustancias psicoactivas en los entornos familiares.  Así también fortalecieron habilidades de crianza positiva como comunicación asertiva, establecimiento de límites, identificación de estilos de crianza y autocuidado emocional para desempeñar una mejor crianza en el hogar.

Finalmente, se logró que las y los pacientes en atención psicológica fortalecieran su desarrollo socio y psicoemocional a través de procesos terapéuticos. En este caso, se brindó atención psicológica a problemas emocionales relacionados con estrés postraumático, ansiedad, depresión, conducta negativista desafiante, adicciones, déficit de habilidades para afrontar problemas sociales, así como reforzamiento en habilidades de crianza positiva.

Dado que a lo largo del primer semestre del año se mantuvieron medidas de “distanciamiento social” por riesgo sanitario, se dio seguimiento a las estrategias de atención remota y presencial a la población que participa en este proyecto.

Finalmente, en ednica IAP, reiteramos nuestro agradecimiento a Fundación Quiera, de la Asociación de Bancos de México por mantener su apoyo a favor del desarrollo de acciones que promueven el derecho a la salud emocional.