Seguimos trabajando sin importar la distancia y con medidas precautorias.

Alfredo Navarro Colula

Desde hace unos meses México entró en cuarentena por los brotes de contagios de COVID-19, como era de esperarse, el Centro Comunitario Ajusco (CCA) se apegó a las medidas de prevención y suspendió el trabajo con niños, niñas, adolescentes (NNA) y mamás; solo los jóvenes vinculados con la vida en calle (JVC) acuden una vez a la semana.

Si bien es cierto que no se trabaja de forma directa con los NNA y mamás, el confinamiento no nos impide hacerlo de otra manera. Mediante la aplicación de Whats App se realizaron distintos grupos para tener una comunicación más cercana en estos momentos de sana distancia y un espacio de diálogo para transmitir paz y confianza. En estos grupos se envían mensajes de aliento, consejos, recomendaciones e instrucciones para que los NNA realicen pequeñas actividades enfocadas a la defensa y promoción de sus derechos humanos.

El trabajo con los JVC se realiza una vez a la semana. Cabe mencionar que, para que los jóvenes vinculados con la vida en calle puedan ingresar al CCA, es importante que sigan las medidas sanitarias para prevenir contagios. El mes de mayo fue para fortalecer e incrementar el conocimiento sobre prácticas responsables de sexualidad y mejorar sus habilidades emocionales. En las sesiones, hablamos sobre las principales infecciones de transmisión sexual y cómo prevenirlas; también, se les mostró la forma adecuada de utilizar un condón. En las actividades sobre emociones se busca que aprendan a identificar,  nombrar y expresar sus emociones básicas, para ello, nos apoyamos en el material de Cuidarte A.C.

En ednica sabemos que en México y el mundo estamos pasando por un momento difícil que con el paso del tiempo superaremos, saldremos adelante para continuar con nuestra misión.