Un año en cuarentena, no ha sido un año perdido

Karla Sarai Ramirez Eufemio.

A un año del comienzo de la emergencia sanitaria mundial, hemos ido recolectando mucha información respecto al covid-19, hemos cambiado hábitos, hemos estado alertas de todo lo que día con día se dice sobre esta nueva enfermedad; todo esto, con el propósito de prevenir el contagio, de cuidarnos y cuidar a toda nuestra población.

Durante todos estos meses se llevaron a cabo sesiones virtuales y presenciales para que nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes estuvieran informados de las medidas que se tenían que seguir para evitar pasar por esta desafortunada situación de estar contagiado de covid-19. Como resultado de estos talleres, en ednica Morelos se realizó una feria de la salud en los puntos de Candelaria e Indios Verdes. A través de esta feria, los niños, niñas y adolescentes lograron hacer un intercambio de ideas y de conocimiento de todo lo que sabían sobre la enfermedad; con todas las medidas sanitarias, se convocaron a algunas personas externas de su familia y su comunidad y les expusieron temas relacionados con la higiene, las medidas preventivas, cuestiones emocionales resultantes de la cuarentena y sobre la buena alimentación.

Esta actividad fue una demostración de lo que nuestra población ha aprendido durante este año, que pareciera que fue un año perdido, pero que, sin embargo, resalta el trabajo que se ha venido haciendo durante meses por parte de ednica y con la colaboración de todos y todas las niñas, niños y adolescentes que asisten al Centro Comunitario Morelos. Pese a todas las adversidades que se han presentado, ednica sigue con el compromiso de brindar el apoyo y acompañamiento a su población para construir alternativas de vida digna y seguimos trabajando cada día para que esto sea una realidad.