Gracias por ayudar a que accedan a una vida digna

David Sánchez Ramírez.

Cada que inicia un año nuevo, los responsables de la procuración nos inquietamos cuestionándonos sobre si conseguiremos o no los recursos necesarios para la sustentabilidad de la organización. No obstante, a pesar de la vorágine de asuntos: entrega de informes, propuestas de proyectos, planes de procuración y demás actividades del área, siempre existe una pregunta en el aire, ¿por qué lo hacemos?

Para quienes somos encargados de conseguir los recursos, para el sostenimiento de las organizaciones, la respuesta es simple: ¡Porque nos gusta lo que hacemos! Desde ednica creemos que todos los que somos parte del equipo de la organización cumplimos tres roles: educadores de calle, defensores y promotores de derechos humanos y procuradores de fondos.

En mi caso, al tener el rol de procurador, la respuesta a la interrogante está en los otros dos roles. Cada mañana me levanto pensando que lo que hago, es una forma de construir espacios de promoción y defensa de los derechos de la niñez y juventud que asisten a ednica; saber que desde las propuestas formuladas a las niños y niñas, quienes han sido vulnerados en sus derechos, les damos la oportunidad de acceder a oportunidades de vida digna, de construcción de alternativas diferentes, de enseñarles que pueden ser felices a pesar de todo, entre otras cosas, a través de la educación, el acompañamiento y la construcción de sus proyectos de vida basados en el conocimiento, ejercicio y exigencia de sus derechos fundamentales como seres humanos.

Realizar este reto no es sencillo, pero con trabajo en equipo y el apoyo de todos los que somos parte de ednica se ha logrado desde hace más de veintiocho años.

De manera personal quiero aprovechar este espacio para reconocer a un órgano fundamental en la vida de ednica, el Patronato, y en especial a quienes dedican con gran entusiasmo su tiempo y sus habilidades para el sostenimiento de la organización; es un gusto y una motivación saber que contamos con ustedes.

Finalmente, a pesar de ser un año complicado, creemos en la necesidad de sumar esfuerzos en favor de los niños, niñas, jóvenes y sus familias que son parte de ednica, por ello, te invito a continuar tu apoyo y confianza hacia nuestro trabajo.