¡Con ednica es más fácil!

Yo llegué a ednica Morelos por un chavo llamado Federico cuando yo tenía 16 años.

Antes de conocer a ednica Morelos todo el día me la pasaba drogándome y no me sentía bien.

Estando en ednica me siento bien, porque he conocido a chavos y educadores de calle que me han apoyado mucho como la maestra Angélica, Saraí, Miri, Karla, Verónica y el maestro Alfredo.

Hace un tiempo pasé por un momento complicado en mi adicción y las educadoras me apoyaron llevándome a una fundación que se llama “Jóvenes amazonas” en donde inicié un programa de rehabilitación.

Gracias a eso pude cambiar mi forma de pensar en muchos sentidos. Aún sigo luchando para salir adelante, pero con ednica es más fácil!!!

Rosa María,30 años.