Testimonio de Génesis Atena

Testimonio de Génesis Atena

Mi nombre es Génesis Atena y tengo 11 años, yo asisto a ednica desde hace más de un año, asisto al centro comunitario Xochimilco por las mañanas, antes de irme a la escuela. En ednica he aprendido muchas cosas acerca de cómo cuidar mi cuerpo y mis emociones. En las vacaciones de verano pasado, tuvimos un taller para el cuidado de nuestra salud que me gustó mucho.
 
Algunas de las actividades que realizamos y que más me gustaron fue cuando reflexionamos porque no es saludable la comida chatarra y no es buena para mi cuerpo, también realizamos un juego para que no nos salgan caries, aprendiendo a lavarnos los dientes de forma correcta.

Espero que en ednica sigamos realizando actividades sobre la salud, ya que aprendí de qué forma puedo cuidar mis dientes, que alimentos debe comer y me divertí mucho.
Norma Jael Medina Granados

Norma Jael Medina Granados

Soy Norma Jael Medina Granados, egresada de la carrera de Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y llevo más de 12 años trabajando en ednica. Desde mi incorporación, ednica ha sido un espacio de crecimiento profesional, que me ha brindado la posibilidad de acompañar los procesos de desarrollo de niños y niñas que trabajan en la zona de Xochimilco.

Me gusta estar en constante aprendizaje por lo que no pierdo la oportunidad de adquirir nuevas herramientas que fortalezcan mis habilidades profesionales. He participado en capacitaciones sobre educación emocional, prevención de adicciones, primera infancia y prevención del abuso sexual infantil.

Disfruto de la lectura, principalmente de las actividades de lectura en voz alta; me entusiasma el poder interpretar distintos personajes, deleitar a chicos y grandes con una buena historia y con ello tener una agradable charla literaria.

He tenido la fortuna de crecer personal y profesionalmente junto con las niñas, niños y familias de ednica Xochimilco, afrontando grandes retos y celebrando cada logro alcanzado. Lo cual, me alienta a seguir en la lucha por una vida digna para la niñez en situación de calle.

Actualmente soy directora de Procesos Educativos y Ejercicios de Derechos de ednica, es decir, la responsable de la intervención con el equipo operativo. Con el paso de los años mi compromiso y dedicación no ha menguado, pues estoy completamente convencida de que el cambio social se puede lograr a partir de la educación y el verdadero ejercicio de derechos.

Nuestra empatía y sensibilidad nos acercan al bienestar emocional

Nuestra empatía y sensibilidad nos acercan al bienestar emocional

En ednica, se generan espacios de diálogo, retroalimentación y aprendizaje continuo en aras de la consolidación y construcción de estrategias institucionales que abonen a la promoción y defensa de los derechos de las personas en situación de calle que participan de nuestros programas.

Por ello, en el último año se ha enfatizado en el fortalecimiento institucional, especialmente, en el área de salud emocional. En este sentido, se estuvo trabajando bajo tres líneas de acción con el acompañamiento y guía de la especialista en proyectos comunitarios y doctorante Ana Laura Huitzil, las cuales se señalan a continuación:

  1. Trabajo del equipo operativo sobre las repercusiones emocionales ante las problemáticas atendidas;
  2. Capacitación y orientación en temáticas de intervención psicológica y procesos de salud mental; y
  3. Asesoría para la revisión teórico-metodológica para la actualización y definición de los alcances psicológicos a través de la supervisión de casos.

Especialmente, en el rubro correspondiente a la capacitación y orientación en temáticas de intervención psicológica y procesos de salud mental se revisaron aspectos básicos sobre los primeros auxilios psicológicos. Con ello, se favorece que las educadoras, educadores y coordinaciones operativas cuenten con mayores herramientas de intervención ante situaciones de crisis y de malestar emocional que pueden presentar las y los participantes en ednica.

Sin duda, favorecer e impulsar la capacitación constante, coadyuva al fortalecimiento profesional del equipo operativo y con ello, nos permite lograr una intervención más oportuna, desarrollar mayores habilidades analíticas y emocionales, así como el desarrollo de estrategias puntuales que abonan al bienestar de la salud emocional.

Uno de los aprendizajes adquiridos, se centra en la reflexión sobre las implicaciones y repercusiones psicológicas que, individual y colectivamente, generan los casos; la importancia del análisis del contexto de las problemáticas, pero con gran énfasis en las alternativas de atención que se pueden brindar desde nuestra labor institucional. De este modo, estos espacios de comunicación y escucha presente, son enriquecedores tanto para la atención interna de la salud emocional en el equipo, y por supuesto, para el alcance de una vida digna con las personas en situación de calle que forman parte de ednica.

Por Gabriela García García

Un año más promoviendo derechos

Un año más promoviendo derechos

Desde una visión adultocentrista de  tutela de derechos, son los adultos quienes saben lo que necesitan  los niños, niñas y adolescentes  y por tanto deciden  lo que suponen que es mejor. Esta visión está muy  vinculada al asistencialismo en el que se busca satisfacer materialmente,  las necesidades que tienen las personas que se encuentran en condiciones de exclusión.
Desde nuestros orígenes,  el Enfoque basado en los Derechos Humanos, ha sido fundamental  para que los niños, niñas y adolescentes trabajadores de calle, que viven en condiciones de exclusión se conciban como titulares de derechos y no como objetos de protección. Por lo que, a través de nuestros programas operativos,  la reflexión, el diálogo y la internalización de los derechos humanos en la vida cotidiana, se da a través de la identificación de sus propias problemáticas, así como de los recursos con los que cuentan para la resolución de las mismas.
Nuestras acciones de promoción, no sólo están encaminadas a la transmisión de la información, sino que, a través del desarrollo de habilidades ciudadanas, cognitivas, socio y psicoemocionales,  buscamos que, cuenten con los elementos que les permitan conocer, ejercer y exigir sus derechos. De esta manera, cada una de las actividades psicoeducativas, terapéuticas y recreativas, tienen un sentido de construcción identitaria que busca que cada uno de los niños, niñas y adolescentes, se conciban como un sujeto titular de derechos.

El año 2023 estuvo lleno de retos para el equipo operativo, sin embargo, esto no implicó perder de vista nuestra misión que es la defensa y promoción de los derechos de la niñez y juventud en situación de calle; por ello nos enfocamos en el fortalecimiento de habilidades durante nuestra labor educativa.

Así pues, realizamos diferentes actividades, hicimos hincapié sobre la prevención del consumo de sustancias psicoactivas; en nuestros espacios institucionales, los y las usuarias hablaron e identificaron los daños significativos del consumo. Sobre la equidad de género, reflexionaron sobre la igualdad, inequidad y violencia hacia las mujeres, con respecto al buen trato mencionaron reflexionaron sobre la importancia de las relaciones sociales no violentas, el manejo, la expresión y el control de emociones, además, fortalecieron sus hábitos de higiene y alimentación mediante la práctica de lavado de manos, lavado de dientes y la concientización de los beneficios y consecuencias de comer alimentos con niveles altos de azúcar, sodio y grasa. Asimismo, se promovió la expresión escrita mediante la elaboración de textos literarios como poemas, ensayos y cuentos los cuales fueron publicados en nuestra revista digital, asimismo se realizaron círculos de lectura o actividades donde se fortaleció el pensamiento lógico matemático. Con todas estas actividades se busca que niños y niñas desarrollen habilidades para generar factores protectores.

En este 2023 no podría faltar la promoción a la participación, al juego y esparcimiento. Las niñas, niños y adolescentes realizaron calaveritas literarias, incluso las actuaron y las presentaron a los demás, también colocaron altares de día de muertos. Esta actividad ayudó a fomentar la comunicación asertiva, se mejoró el ambiente libre de violencia y se puso en marcha la organización entre ellos. Finalmente, en el mes de diciembre se organizaron las posadas donde previamente todas y todos participaron en la elaboración de piñatas. Ya en el festejo se les notó muy participativos, colaborativos y lo más importante; dispuestos a divertirse.

Todo esto se logró gracias a la labor institucional y a la propuesta educativa alternativa que educadoras y educadores diseñan mes con mes para generar espacios de reflexión y análisis con la finalidad de disminuir los riesgos y efectos generados por la situación de calle.

Para el 2024 continuaremos esforzándonos para cumplir con nuestra misión y generar espacios de diálogo y escucha, disminuir la estancia en calle de niñas y niños, fortalecer el desempeño escolar y fomentar y promover sus derechos humanos para que desarrollen opciones de vida digna fuera de la calle.

Por Alfredo Navarro Colula.

¿Cómo fue el 2023 en el espacio público?

¿Cómo fue el 2023 en el espacio público?

No cabe duda que el año 2023 trajo consigo una gran cantidad de desafíos para toda la institución, y en la estrategia institucional de Procesos educativos en el espacio público (PEEP) no fue la excepción. Esta estrategia implica desarrollar sesiones educativas en calle, se asiste directamente a aquellos lugares en donde niños, niñas y adolescentes trabajan o acompañan a sus familias a realizar actividades económicas. Diariamente se presentan adversidades como el ruido, el tránsito de gente, la violencia, el clima, la basura y otros elementos, que hacen del trabajo en calle un reto importante, aún con todo lo que eso implica, podemos rescatar muchos aprendizajes tanto de las personas participantes, como del equipo que les acompaña.

En los PEEP Taxqueña, Indios Verdes y Candelaria,  iniciamos el año generando acuerdos para el desarrollo de las sesiones, procurando siempre la seguridad y confianza para cada participante. Seguimos a toda marcha con las propuestas educativas en las que se veían temas sobre la importancia de la higiene, en qué consiste la alimentación saludable, actividades sobre la sexualidad, género, pensamiento lógico matemático y por supuesto, las sesiones sobre el reconocimiento y expresión de las emociones. En el mes de marzo, se ahondó en el tema de deconstrucción del amor romántico, fomentando la reflexión de los y las participantes acerca de los efectos de éste en su contexto inmediato. Para el Día del niño y de la niña, se realizó una visita al Papalote museo del niño. Justo en la mitad del año, se realizaron algunos ejercicios entorno a las implicaciones del trabajo infantil y se tomaron fotografías de los y las participantes en donde nos compartieron lo que hacen en sus puestos día con día. Tuvimos un verano muy dinámico, ya que se llevaron a cabo los cursos de verano y también se impartió un taller de dibujo en cada espacio.

Con todo y lo que implica trabajar en las calles, los niños, niñas y adolescentes que asisten a los PEEP, trabajaron en distintos momentos del año en la construcción de textos para la revista digital “Arcoíris de letras”. Esto les permitió fortalecer algunas áreas de lectoescritura como la redacción, comprensión lectora, coherencia y ortografía; además, pudieron explorar algunos estilos y técnicas para la composición de poemas, cuentos y ensayos. Se llevaron a cabo sesiones de prevención de adicciones, en las que hablaron y reflexionaron sobre las sustancias más comunes y los efectos de la normalización del consumo en sus vidas cotidianas, incluso grabaron podcasts al respecto.

Ya más cercano el fin del año, se celebró el Día de muertos con la composición de calaveritas literarias, que después se publicaron en las redes sociales ¡fue muy divertido! Y con esa energía despedimos el 2023, realizando nuestras tradicionales posadas, en las que con ayuda de las familias pudimos celebrar con mucha alegría, las mamás prepararon ricos guisados y se partieron piñatas que los mismos niños, niñas y adolescentes elaboraron para estos días.

Para el equipo de ednica, fue muy grato acompañar a los y las participantes durante este año, ver sus avances en la escuela, en su establecimiento de relaciones sociales, la mejora en el reconocimiento de emociones, en el conocimiento de sus derechos y en la práctica de acciones más igualitarias, pero sobre todo en aquellos procesos que implican la reflexión y la construcción de ideas y opiniones. Cada PEEP consiguió ofrecer seguridad, confianza y aprendizaje, aún con las dificultades propias de cada lugar, estos espacios fueron testigos de una gran cantidad de emociones, de juegos, de risas, diversión, pero también hubo instantes de tensión, preocupación o confusión. Y todos y cada uno de estos momentos, han sido asistidos por las personas de ednica, que en conjunto con las familias buscamos posibilidades que permitan continuar favoreciendo el desarrollo de cada uno de los niños, niñas y adolescentes participantes. El 2023 terminó, pero nuestro objetivo no, seguiremos a la orden para continuar fortaleciendo el desarrollo de habilidades y el ejercicio de derechos, que permitan a cada integrante de ednica construir realidades más dignas.

Por Karla Mariana Hernández Montero